Untitled Document
Untitled Document
Untitled Document
 
 
MOTORES SIN FRONTERAS O.N.G.D.

Motores Sin Fronteras: nosotros llegamos más lejos.

 

A veces, conseguir un cargamento de alimentos, material sanitario o una subvención para perforar un pozo no es suficiente para que podamos ayudar a quienes más lo necesitan. Sobre todo, si los afectados se encuentran en un pueblo perdido en el medio de la franja del Sahel, la sabana africana o en un campamento nómada en pleno desierto del Sahara. Para poder llegar hasta ellos hace falta experiencia y conocimiento del terreno y sobre todo ser solidario con los pueblos y gentes olvidadas por las acciones humanitarias sólo por vivir en lugares de difícil acceso.

En 1.996, bajo la iniciativa de Jaime Molias, nace Motores Sin Fronteras, formada mayoritariamente por miembros con una larga experiencia en la conducción de vehículos especiales en todo el territorio africano.

Nuestro compromiso fue el de enviar vehículos, mecánicos y conductores, así como material técnico a cualquier lugar del Mundo.

Transportar y entregar personalmente, sin ningún tipo de intermediarios, medicamentos, víveres, construir campamentos, centros sanitarios, escuelas, pozos y formar voluntarios de nuestra asociación como de otras O.N.G.’s.

Han sido ya muchos los miles de Kilómetros que hemos recorrido en África, Europa y América fue nuestro principal objetivo en la ayuda de emergencia, la catástrofe del huracán “George” en la República Dominicana y nuestra presencia en los campos de refu-
giados de Kosovo marcaron una etapa muy importante en nuestra trayectoria ya que por primera vez una O.N.G española, recibe la Medalla de Oro de la Cruz Roja de Montenegro, como reconocimiento a la labor de ayuda a los refugiados albano-kosovares en la República Yugoslava durante la guerra de Kosovo. Sin duda alguna nuestro largo recorrido en el campo de la ayuda humanitaria y cooperación se ha consolidado en el continente africano: Marruecos, Mauritania, Liberia y Malí, desarrollando en este último un plan de trabajo dentro del campo de la cooperación al desarrollo que abarca desde infraestructuras de salud en el Círculo de Niono, como dispensarios en Nampala y otras poblaciones más alejadas, así como el continuo apoyo en las campañas de vacunación, y sobre todo la perforación de pozos, construcción de escuelas y comedores y apoyo de captación agrícola y ganadera en toda la zona de Sahel.
 

Estamos muy satisfechos con el trabajo que hemos realizado en estos diez últimos años, sin embargo, la labor hacia los países más desfavorecidos no ha hecho mas que comenzar.

Hay que acabar con las guerras, los fanatismos, el hambre, la pobreza, las enfermedades y las desigualdades entre naciones, pueblos y razas.
Etica y rigor, justicia y solidaridad son los valores que pueden regenerar la llamada de la humanidad.



Jaime Molias.
Director de la sede MSAF-MALI